Papa explicó los tres tipos de cristianos que hacen que la gente se aleje de Dios

Publicado el: 31 Mayo, 2015

En su homilía en Casa Santa Marta, el Papa habló sobre los tipos de cristianos que alejan a la gente de Dios. Se trata de: los egoístas, mundanos y los que se dejan llevar por el rigor.

"Son cristianos de nombre, cristianos de salón, cristianos de recepciones, pero su vida interior no es cristiana, es mundana. Uno que dice que es cristiano y vive como un mundano, aleja a los que piden ayuda a gritos a Jesús. Están los rigoristas, aquellos a los que Jesús reprocha que cargan tantos pesos sobre los hombros de la gente ”, dijo el pontífice.

Francisco subrayó que existen también los cristianos de verdadaquellos coherentes que "escuchan el grito de los que necesitan al Señor”. 

 

EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA 

(Fuente: Radio Vaticana) 

"Aquel grupo de gente, tampoco hoy siente el grito de los tantos que tienen necesidad de Jesús. Un grupo de indiferentes: no sienten, creen que la vida es su grupito, allí; están contentos; son sordos al clamor de tanta gente que tiene necesidad de salvación, que tiene necesidad de la ayuda de Jesús, que tiene necesidad de la Iglesia. Esta gente es gente egoísta. Vive para sí misma. Son incapaces de sentir la voz de Jesús”.

"Son cristianos de nombre, cristianos de salón, cristianos de recepción, pero su vida interior no es cristiana, es mundana. Uno que se dice cristiano y vive como un mundano, aleja a aquellos que gritan ayuda a Jesús. Después están los rigoristas, aquellos a los que Jesús reprocha que cargan tantos pesos sobre los hombros de la gente. Jesús les dedica a ellos todo el capítulo 23 de San Mateo. ‘Hipócritas – les dice – explotan a la gente’. Y en lugar de responder al grito que pide salvación, alejan a la gente”.

"Está el grupo de los cristianos que tienen coherencia entre lo que creen y lo que viven, y ayudan a acercarse a Jesús, a la gente que grita, pidiendo salvación, pidiendo la gracia, pidiendo la salud espiritual para su alma”.

 

Fuente: www.romereports.com

© Arzobispado de Concepción