Signo de la Vida Consagrada llega al Colegio Madres Domínicas

Publicado el: 31 Agosto, 2015

La comunidad educativa del Colegio Madres Domínicas acogió con alegría el Signo de la Vida Consagrada y Religiosa, llevado hasta sus dependencias por una delegación de estudiantes del Colegio Padre Luis Amigó.

La imagen fue recibida con aplausos y cantos en el hall de acceso y escoltada con antorchas hasta la capilla, atravesando el segundo piso. Allí fue saludada por los alumnos delegados de pastoral de primero a sexto básico, más los grupos de confirmación de primer año y los tres jóvenes representantes ante la instancia de alumnos coordinadores de Colegios de Iglesia.

 

Uno de los estudiantes que integraba la delegación visitante fue Williams Cifuentes, de tercer año medio Colegio Padre Luis Amigó. Él comentó que en su establecimiento el signo estuvo ubicado en el hall de entrada. “En la mañana juntábamos cursos de básica y media, para orar y a la vez realizar celebraciones. En el caso de la enseñanza media hubo una liturgia, y para los pequeños una Eucaristía, con representaciones. Rezamos el denario y también la oración por las vocaciones, diariamente. El signo nos sirvió para fomentar la solidaridad en algunos cursos, y también se notó preparación porque cada día un curso tenía que presentar algo. El mío, por ejemplo, hizo una canción que compusimos trabajando en equipo, lo que no se veía. Otros hicieron peticiones especiales, dramatizaciones y cantos”.

 

Por su parte, la responsable de pastoral en Madres Domínicas, hermana Ana, dijo que estaban muy ilusionados con esta actividad. “Haremos peregrinaciones por los tres pisos, donde se encuentran los estudiantes de pre básica con primer ciclo en el primer piso; segundo ciclo en el segundo piso y enseñanza media en el tercer piso. Entonces, con un grupo de representantes de cada nivel, trasladaremos el retablo con cantos y rezos, y también el profesor que desee podrá pasar a la capilla para la oración de la mañana”.

 

Sobre el sentido de la visita de este Signo de la Vida Consagrada, la religiosa se refirió a los santos que están representados. “La verdad es que las vidas de Santa Teresita de Los Andes y San Alberto Hurtado son ejemplares. De Santa Teresita destaco su sencillez, que espero pueda motivar a los alumnos y sus propias familias para servir mejor en el colegio. En San Alberto Hurtado relevo su vocación de servicio. Ojalá que ambos sean dos testimonios para aquellos jóvenes que quieren servir a Jesús, y sean sus referentes a la hora de dar sentido a la labor apostólica que realizan”.

 

El próximo 3 de septiembre, la imagen será acogida por el Colegio Inmaculada Concepción de Concepción.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

 

 

 

GALERÍA DE FOTOS
© Arzobispado de Concepción