«Tenemos varias oportunidades»: Secretario Pastoral habla sobre los desafíos para 2022

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 14 diciembre, 2021

Si bien la vida pastoral de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción este año ha estado marcada por la pandemia de covid-19, los avances en el proceso de vacunación y el fin del Estado de Excepción -que significó el término de las cuarentenas- permitieron un regreso paulatino a la presencialidad. Sin embargo, en las comunidades sigue presente el temor a posibles contagios, por lo que la reactivación de las diferentes áreas pastorales ha sido lenta. 

Es así que el 2022 se vislumbra como un año lleno de desafíos en lo pastoral, sobre todo teniendo en cuenta aquellos dados a conocer por la Asamblea Eclesial de Latinoamérica y el Caribe y también la Asamblea Eclesial Arquidiocesana que se realizará en marzo. 

Respecto a esto conversamos con Cristóbal Cifuentes Torres, Secretario Pastoral de la Arquidiócesis. 

¿Cómo fue la vida pastoral en la Arquidiócesis durante 2021 en comparación con 2020?

Terminadas las cuarentenas comenzó una lenta reactivación y el regreso a la presencialidad en las misas de las parroquias. Respecto a la pastoral propiamente tal, se han mantenido todas las reuniones de manera telemática, a través de distintas plataformas, como Zoom y Meet. Y poco a poco, las comunidades han comenzado a reunirse y a hacer actividades. Una de las primeras actividades presenciales que se tuvo a nivel arquidiocesano fue la Jornada de la Familia, el 7 de noviembre. Esta reactivación se pudo hacer de forma progresiva luego de terminado el Estado de Excepción el 30 de septiembre. 

¿Cómo percibe la motivación pastoral tras el reencuentro presencial?

Ha sido lento, porque todavía existe el temor de las personas a ir a las distintas comunidades, a asistir de manera presencial, a reunirse. Entonces ha sido todo bastante lento y con temor todavía ante la posibilidad de un rebrote o de una nueva cepa. Pero durante el Mes de María ha sido potente la participación, sobre todo del Decanato Concepción y los Cursillistas, que han ido al Santuario Cerro La Virgen los sábados y domingos. 

¿De qué forma se puede motivar a las comunidades a reactivar la vida pastoral?

Yo creo que tenemos varias oportunidades, entre ellas la Asamblea Eclesial de Latinoamérica y el Caribe, la Asamblea Nacional y el trabajo del Sínodo de los Obispos. Éstas constituyen verdaderas oportunidades para reunir a las personas, para dialogar, para hacer un análisis de la Iglesia y eventualmente enviar estos documentos a las distintas instancias. Como todos estos trabajos -de cierta manera- requieren que las comunidades se reúnan, van a ayudar bastante a reactivar la propia vida pastoral y van a ver las necesidades que existen dentro de las mismas y aplicarlas. 

Te invitamos a leer la entrevista completa al Secretario Pastoral de la Arquidiócesis en la edición de diciembre de la Revista Nuestra Iglesia.

Más Iglesia Arquidiocesana