Instituto Profesional “La Araucana” aplaudió obras de la Iglesia de Concepción

Más Albergue Móvil

Publicado el: 30 mayo, 2017

“Experiencias de servicio que cambian la vida” fue el tema que abordó monseñor Fernando Chomali, en la clase inaugural del año académico del Instituto Profesional “La Araucana, sede Concepción.

Con presencia de Julia Pérez de Arce Guerra, Directora de Sede Concepción, del Instituto, directivos docentes, directivos de la sucursal de la caja de compensación “La Araucana”, se realizó la ceremonia en el salón de actos, ubicado en el piso 14 del edificio ubicado en calle Lincoyán 334 de esta ciudad.

Al inicio dirigió algunas palabras  la Directora de la unidad académica motivando a los alumnos a ser comprometidos con sus estudios, pero también con la sociedad, en su rol de vinculación con el medio y agradeció la presencia de Monseñor Chomali.

El Arzobispo expuso dos obras sociales de la Iglesia de Concepción. Por un lado dio a conocer el funcionamiento de Lavandería Industrial 21 y el Albergue Móvil “La misericordia”, que entró en funcionamiento a mediados de este año y que ha cumplido el objetivo de ser un espacio de acogida para personas en situación de calle, en el centro de Concepción.

“Al final del día, los seres humanos necesitamos dos cosas: amar y ser amado y ello ocurre en dos instancias muy específicas, el trabajo y la familia. En Chile, las personas con capacidades especiales tienen muchas dificultades para insertarse en la sociedad. Nosotros, en el proyecto de la lavandería, dimos una batalla muy interesante con el gobierno, porque queríamos que los jóvenes con síndrome de Down trabajaran remunerados y se tuvo que dictar un decreto especial para que estos jóvenes trabajaran y recibieran un sueldo”, afirmó, en parte de su exposición, haciendo notar que hoy, 21 jóvenes que estaban en su casa sin hacer nada, hoy, están felices, ganar su dinero y hacen un aporte a la sociedad.

Agregó que el segundo proyecto tiene que ver con la familia. “Hay muchas personas, porque como se dice, la vida tiene muchas vueltas, en poco tiempo les cambia la vida. Una persona, por ejemplo, pierde el trabajo, tiene problemas con la familia y empieza a beber y a los pocos meses está en la calle. Hoy, existen muchas personas en la calle. El ser humano puede llegar a altos niveles en la sociedad, pero también puede caer a lo último. Nosotros desarrollamos el proyecto del Albergue Móvil, que de lunes a sábado, se entregan 19 sándwich, café, hay 12 personas se duchan y otras cuatro pueden dormir tranquilamente. Son personas a las que entregamos calor de hogar”

Monseñor sostuvo que “seguramente, no podremos cambiar el mundo, pero podemos cambiar el mundo a personas concretas. Lo importante es que cada uno haga algo concreto por los que más sufren”,  recibiendo expresiones de apoyo de los asistentes, quienes brindaron aplausos por el trabajo social de la Iglesia local.

Al término de la intervención, Monseñor Chomali, recibió un presente y luego estampó su firma junto a dos damas, ejecutivas de la institución, como un signo tradicional de la Caja de Compensación.

Más Albergue Móvil