Arzobispo celebró Navidad junto a internas de la cárcel El Manzano

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 24 diciembre, 2019


Con una gran actitud de respeto y recogimiento, numerosas mujeres recluidas en la Sección Femenina del complejo penitenciario El Manzano de Concepción, asistieron a la celebración de la eucaristía, en torno a la Navidad,  que fue presidida por monseñor Fernando Chomali.

Concelebró el padre Germán Hermosilla, capellán de Gendarmería, quien junto a miembros de la Pastoral Penitenciaria, prepararon la eucaristía,  que ya se ha hecho tradicional, todos los años, con la presencia del Arzobispo. Asistieron, además, directivos de Gendarmería, quienes agradecieron la asistencia del pastor y la celebración de la misa.

En su homilía, el Arzobispo agradeció por la posibilidad de celebrar y compartir en una fecha tan significativa como es la Navidad. “Lo más seguro es que ustedes quisieran estar con sus d familias. Uno se pregunta si es posible vivir la navidad en un contexto difícil. La respuesta es que es posible   ¿Por qué? Porque en el lugar en que nosotros estemos podemos construir comunidad. Cuando hay dos seres humanos, puede haber caridad y esperanza¸ uno puede consolar al otro. Esto es posible en ambientes muy difíciles e incluso muchos funcionarios de Gendarmería pasarán, aquí, la Navidad y no con sus familias. Siempre es posible formar comunidad y desearnos feliz Navidad”, expresó.

Por este motivo, confió en que Navidad no sea un día de tristeza, sino todo lo contrario, porque es una posibilidad de conocer a Dios. ¿Qué celebramos hoy? Porque a veces, con tanto alboroto, con tantas noticias, tanta televisión y tanta música y con tantos problemas que tenemos todos, nos podemos perder el centro de lo que celebramos. Celebramos nada más ni nada menos, que la presencia de Dios, en medio de nosotros. Y se hace presente de una manera humilde  y sencilla y eso, también, es una gran enseñanza para nosotros”, añadió.

Reflexionó  que Jesucristo nos salva de aquello que nos impide amar. “A veces, los seres humanos nos sentimos poco amados y también nosotros amamos poco. Por eso, Dios nos salva para restituir nuestra capacidad de amar. Amar a Dios por sobre todas las cosas, al prójimo como a uno mismo. Este es un día especial y nos hemos preocupado para que esta celebración sea lo mejor posible”, señaló.

Ante la presencia de dos niños – niño, hijo de una funcionaria de Gendarmería  y una niña, hija de una joven interna– manifestó que “hemos visto  mucha violencia en los dos últimos meses, asumos el compromiso para que estos niños no vean la violencia en la televisión; para que ellos no sufran lo que se sufre hoy día. Es una gran motivación y es un compromiso posible de hacer”, concluyó dando bendición a todos los presentes.

Al término de la misa, gracias a la Pastoral Penitenciaria, todas las internas y el personal, recibieron un sencillo presente navideño, lo que fue muy agradecido por todos.

 

Más Iglesia Arquidiocesana