Arzobispo de Concepción celebró misa on line en festividad de san Sebastián

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 20 marzo, 2020

En un ambiente muy distinto al que se vive regularmente cada 20 enero y cada 20 de marzo, el Arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, celebró la Santa Misa, en el contexto de la festividad de San Sebastián, este viernes 20 de marzo, en Yumbel. Por las condiciones que vive el país, esta Eucaristía se celebró en espacio sin fieles ni peregrinos y se transmitió al mundo católico, a través de las redes sociales.

En su homilía, Monseñor Chomali señaló que “estamos viviendo momentos muy difíciles en chile, porque son momentos muy profundos que nos invitan a reflexionar acerca de nuestra propia vida y del mundo que estamos construyendo. Como nunca he escuchado personas que sienten miedo, angustia, incertidumbre y con toda razón, porque el virus que ha llegado al mundo y a nuestro país, hace mucho daño y puede ser mortal  y, hoy, más que nunca, resuena con fuerza, el mandamiento del amor, que nos dice amar al prójimo como a uno mismo y amar a Dios por sobre todas las cosas”.

Subrayó que “no hay mejor manera, hoy, que amar a Dios, al prójimo como a uno mismo y, para ello, tenemos que hacer todo lo posible, todo lo que nos piden las autoridades para no contagiar y no contagiarse.  Tenemos que hacer todo lo posible, para colaborar  con aquellas personas que están trabajando en los hospitales, en consultorios y en las clínicas. Tenemos que hacer todo lo posible, para que aquellas personas más vulnerables se sientan protegidas y cuidadas y no se enfermen”.

Dijo que esta es tarea de cada uno de nosotros. “Creo que con más fuerza que nunca, se nos pide un profundo examen de conciencia de cómo actuamos, para no continuar con esta pandemia, que ha causado tanto dolor en el mundo y también en Chile. Pero también es un tiempo propicio para estar en familia, para rezar en familia. Tal vez, es la oportunidad para sentarse un padre con un hijo para conversar más largamente; un esposo con su señora. Será el tiempo propicio para amarnos no encontrándonos, que paradoja más grande, que un saludo de mano que era de afecto,  hoy no darlo se convierte en un acto de amor y caridad y, por supuesto también, de sacrificio”, afirmó.

El Arzobispo llamó a hacer el máximo esfuerzo, porque “será beneficioso para nuestro país, por eso es que nos duele en el alma, estar celebrando solo la misa, en el día de San Sebastián, me duele en el alma estar solo, pero me duele mucho más en el alma que alguien llegue a nuestro santuario sin coronavirus y salga contagiado. Eso, no lo podemos aceptar y es por eso que hemos pedido insistentemente a todas las personas, que no acudan y han respondido bien. Tenemos que apoyar las medidas de la autoridad y tenemos que apoyar a quienes están velando por nuestra seguridad y tenemos que hacer un esfuerzo”.

“También aprovecho como arzobispo de Concepción, decir públicamente que estoy agradecido de aquellos que se esfuerzan día y noche por sacar adelante esta situación, pero también tremendamente dolido con aquellas personas que acaparan y especulan con bienes de primera necesidad y que se requieren para no expandir la pandemia. Eso es muy grave, porque es un grave pecado ante los ojos de Dios y especialmente las personas más pobres que por este acaparamiento y especulación, no tendrán derecho a elementos tan esenciales como el jabón que tanto se necesita y el gel, que son de gran necesidad”, enfatizó en su mensaje.

Finalmente, Monseñor Chomali  hizo un llamado a que ser muy solidarios. “Es el momento de vivir la solidaridad y es aquí donde se va a demostrar que Chile  es un país que tiene, en su corazón, los valores tan fundamentales del cristianismo, como es la búsqueda de la verdad, la justicia y la búsqueda del bien. Esto es lo que exactamente hizo San Sebastián, quien prefirió dar su vida por todas las personas antes de renegar su propia fe. Hoy, la fe católica se mide, en concreto, en nuestra experiencia de oración y hacer todo lo posible para no contagiar y no contagiarse; colaborar con las autoridades y el personal de salud, para que lo antes posible salgamos de esta pandemia”, concluyó.

Más Iglesia Arquidiocesana