Con bendición de manos se resaltó día del trabajador

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 2 mayo, 2019

Con la bendición de manos de numerosos trabajadores se celebró la eucaristía de San José Obrero, en el contexto del Día Internacional del Trabajo.

La celebración se desarrolló en el templo catedral y fue presidida por el presbítero José Cartes de la Vicaría de Pastoral Social, quien bendijo las manos de trabajadores de distintas instancias de la Iglesia.

A la Misa, asistieron autoridades regionales, provinciales y comunales, además, de dirigentes sindicales y trabajadores de varias empresas y una representación de Carabineros.

En su homilía, el padre Cartes manifestó que “al celebrar el Día Internacional del Trabajador, lo hacemos recordando la figura de San José Obrero, «hombre justo» que pasó gran parte de su vida trabajando junto al banco de carpintero. Una existencia aparentemente igual que la de muchos otros hombres de su tiempo, comprometidos, como él, en el mismo duro trabajo. Y, sin embargo, fue esta existencia tan singular y digna de admiración, la que llevó a la Iglesia a proponerla como modelo ejemplar para todos los trabajadores del mundo”.

Agregó que “todos los trabajadores estamos invitados a mirar el ejemplo de este «hombre justo». La experiencia singular de San José se refleja en la vida de cada uno de nosotros. Por muy diverso que sea el trabajo, toda actividad tiende siempre a satisfacer alguna necesidad humana, está orientada a servir al hombre. Por otra parte, el creyente sabe bien que Cristo está en todo ser humano, como nos lo recuerda el evangelista San Mateo al afirmar que todo lo que hacemos por un hermano más pequeño, lo hacemos por Cristo. Por lo tanto, en todo trabajo es posible servir a Cristo, imitando el ejemplo de San José”.

Durante el momento de las ofrendas, trabajadores llevaron al altar cajas con alimentos para ser distribuidos en familias de escasos recursos.

Más Iglesia Arquidiocesana