Dos tradiciones en torno a los Reyes Magos que deberías conocer

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 5 enero, 2022

En el capítulo 2 del Evangelio de San Mateo se cuenta la historia de unos magos que, siguiendo una estrella, llegaron desde Oriente a adorar a Jesús y le hicieron tres regalos: oro, incienso y mirra.

Existen diversas tradiciones en torno a estos personajes, pero en esta ocasión compartiremos con ustedes sólo dos de ellas. 

Una de las tradiciones indica que las reliquias de los Reyes Magos se conservan en la Catedral de Colonia en Alemania.

De acuerdo a la “Historia de los Tres Reyes”, un libro del siglo XIV de John of Hildesheim, Santa Elena -la madre del emperador Constantino- viajó a Oriente y tras recuperar sus cuerpos los depositó en un ataúd que fue colocado en la iglesia de Santa Sofía en Constantinopla. Posteriormente, a finales del siglo VI, las reliquias fueron transportadas hasta Milán. 

Los huesos de Baltasar, Melchor y Gaspar permanecieron en Milán hasta el siglo XII, tras lo cual fueron trasladados hasta Colonia, donde se construyó una catedral gótica para darles cobijo y donde – de acuerdo a la tradición- permanecen hasta el día de hoy, dentro de un hermoso relicario de oro. 

Según consignó Aleteia, el relicario fue abierto en 1864 y en él se encontraron los esqueletos de tres hombres.

En tanto, una antigua tradición cristiana señala que habrían sido ordenados obispos por el apóstol Santo Tomás. 

El Dr. Klaus Hardering, historiador de arte, indicó que esta historia ha quedado plasmada en antiguas obras. Una de ellas es conocida como la “Cancela de los Reyes Magos” y se conserva en la Catedral de Colonia. 

En esta obra se pueden ver episodios de la vida de estos “sabios de oriente”. Citado por ACI Prensa, Hardering detalla que en las dos primeras escenas están ilustrados dos acontecimientos descritos en la Biblia: la visión de la estrella y la adoración de los Reyes Magos a Jesús. 

Mientras que las escenas siguientes -la consagración obispal de los Reyes Magos por el apóstol Tomás, y su sepultura- “han sido tomadas de las leyendas que surgieron en torno a estos con anterioridad a 1340 en Colonia”. 

Según esta antigua tradición, tras la muerte de Jesús, Santo Tomás viajó a oriente, encontró a los tres Magos, los bautizó y los nombró obispos. 

Más Iglesia Arquidiocesana