Electos Obispos Auxiliares visitan monasterios de Trinitarias y Carmelitas Descalzas

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 27 abril, 2022

A sólo unos días de la Ordenación Episcopal, los electos Obispos Auxiliares, Padre Bernardo Álvarez y Padre Oscar García, visitaron los monasterios de las Trinitarias y de las Carmelitas Descalzas la mañana de este miércoles 27 de abril.

En un ambiente de gran alegría y cercanía, los electos Obispos Auxiliares compartieron con las religiosas, quienes valoraron la visita y destacaron la juventud de ambos sacerdotes.

La Vicaria de las Monjas Trinitarias Descalzas, Sor Cecilia de la Anunciación, afirmó que como comunidad están contentas por haber recibido en el monasterio al Padre Bernardo y al Padre Oscar, ya que fue «un encuentro muy hermoso en el Señor. Nos encomendamos a las oraciones de ellos y por su puesto les aseguramos nuestro apoyo en la oración ahora y siempre».

En ese contexto, señaló que les aseguraron «nuestra oración, nuestra compañía, nuestra cercanía y nuestro apoyo especialmente para cuando los momentos se pongan más difíciles y oscuros».

«Ha sido un gran gusto tenerles por acá y oramos por ellos por siempre, que el Señor les bendiga mucho», enfatizó.

Asimismo, la Hermana Lucía de la Cruz, Priora de las Carmelitas Descalzas, expresó que para ellas «es una alegría tener nuevos obispos para la arquidiócesis: obispos jóvenes y con entusiasmo».

Además, recalcó que están muy contentas, ya que se trató de una preciosa visita y señaló que las Carmelitas se comprometieron «a rezar por ellos y por toda su labor apostólica».

Tanto el Padre Bernardo como el Padre Oscar manifestaron su alegría por esta experiencia, que para ellos fue una gracia, y agradecieron la posibilidad de compartir con las hermanas.

El Padre Oscar señaló que estos monasterios son como «el corazón de la vida espiritual», pues son un signo de contemplación, oración, entrega y generosidad.

En ese contexto dijo que «fue una experiencia extraordinaria, de mucha cercanía, de mucha alegría» y que esperan poder «acompañar más de cerca y estar muy atentos a estas hermanas, que son un signo potente para toda nuestra querida arquidiócesis, para la sociedad y para el mundo».

«Necesitamos personas que recen, que recen mucho. Eso no quita que nosotros también tenemos que rezar, pero que tengamos a estas personas que dedican sus vida para rezar y ponernos en sus oraciones, para nosotros es sumamente grande, sumamente importante», aseveró.

Por su parte, el Padre Bernardo indicó que, al igual que los santuarios, los monasterios también «son un pulmón espiritual para nuestra Iglesia diocesana», ya que se trata de religiosas «que rezan por nosotros día y noche».

En ese sentido, agradeció el poder visitarlas antes de la Ordenación, para así «poder sostener esta llamada del Señor y este episcopado o ministerio pastoral en la oración de los monasterios» de la arquidiócesis.

Además, afirmó que se trató de «una bonita instancia para poder compartir con ellas» y destacó que «escucharlas, reírnos, escuchar sus preguntas, sus inquietudes tanto a nivel de evangelización, de la Iglesia y del mismo ministerio episcopal, es algo que tanto al Padre Oscar como a mí nos hace mucho bien. Cómo ellas ven este ministerio y lo que nos pudieron iluminar con sus inquietudes desde la vida contemplativa, creo que nos hace mucho bien».

Finalmente, agradeció esta instancia comunitaria y manifestó la intención de ambos electos Obispos Auxiliares de «mantener este vínculo de comunión, de acompañamiento y de preocupación por la vida de ambos monasterios y de cada una de las hermanas que aquí viven la fe».

 

 

Más Iglesia Arquidiocesana