Fieles de la Arquidiócesis de Concepción reciben con agradecimiento y emoción a los nuevos Obispos Auxiliares

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 30 abril, 2022

Con emoción y alegría se vivió la Ordenación Episcopal de Monseñor Bernardo Álvarez y de Monseñor Oscar García como Obispos Auxiliares, la mañana de este sábado en el Gimnasio de la UCSC.

Hasta el lugar llegaron fieles de distintos puntos de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, para acompañar a sus nuevos Obispos, que en diversas ocasiones han manifestado su deseo de ser «pastores con olor a oveja».

Entre los asistentes se encontraba Katherine Reyes, de la comunidad de Nuestra Señora del Rosario de Florida, quien expresó su alegría «por nuestros nuevos obispos» y dijo tener una «gran esperanza de que nos sigan guiando en nuestra fe, como nuestros pastores».

Te puede interesar: Concepción recibe a Monseñor Bernardo Álvarez y Monseñor Oscar García como Obispos Auxiliares

Por su parte, la Hermana Rosa Agudelo, quien forma parte de la comunidad de la Parroquia San José de Curanilahue, señaló que acompañar a Monseñor Oscar y a Monseñor Bernardo «en su Consagración Episcopal ha sido algo muy grande, porque son dos hombres muy sencillos, muy cercanos y seguramente que va a ser un hito muy importante para la Iglesia, desde la fe y desde la acogida».

Isabel Tapia, miembro de la Pastoral Solidaria de Familias en Cristo de la Parroquia Santa Filomena de Cabrero, relató que esa agrupación «fue creada por el Padre Bernardo en 2016», por lo que «su Ordenación Episcopal es una emoción muy grande. Como parroquia estamos todos felices, como pastoral igual, pues siempre hemos sentido que somos sus hijos porque crecimos bajo su alero (…) Es una alegría y podemos dar gracias al Señor de tener un nuevo pastor en nuestra Iglesia”. 

En tanto, Andrés Poblete, miembro de la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Cañete y Tirúa, señaló que «hoy estamos acompañando a nuestro Padre Oscar. Nosotros como comunidad crecimos bastante con él y sentimos que él también. Así que estamos contentos, porque sentimos que parte de lo que él es en este minuto ha sido también gracias a la comunidad de Cañete. Y felices también porque la Iglesia tiene a un nuevo integrante acá en Concepción, que va a ser un gran aporte, nosotros lo vemos a futuro como alguien muy importante dentro de la Iglesia”.

Asimismo, Margarita Gutiérrez, quien participa en el grupo de Adulto Mayor y es Presidenta de la Pastoral Penitenciaria de la Parroquia San José de Curanilahue, enfatizó que «este día es algo grande y hermoso que el Señor nos regaló. El Señor nos dio un regalo muy grande, porque el Padre Oscar había llegado hace poco a nuestra parroquia y ahora tener a nuestro Obispo propio es algo maravilloso. Cómo no agradecer a Dios a cada momento. Es una bendición para Curanilahue».

Te puede interesar: Galería: Ordenación Episcopal, sábado 30 abril 2022

Nilda Henríquez, miembro de la Renovación Carismática de la Parroquia San Sebastián de Yumbel, expresó su emoción y relató que «el Padre Bernardo siempre ha sido muy cercano con nosotros, era necesario que viniéramos a acompañarlo. Y bueno, las mejores intenciones para él, que el Espíritu lo llene de todos los dones que necesita para esta gran responsabilidad”.

También estuvo presente en la Ordenación Myriam Cabrera Burgos, quien fue Profesora Jefe y de Castellano de Monseñor Bernardo en el Liceo la Asunción. La docente, con gran emoción, valoró «que él se haya acordado de mí» y contó que estuvo con él «cuando comenzó su misión pastoral, lo acompañé en la Catedral y hoy es un día maravilloso».

«Que el Padre Bernardo, hoy Obispo Auxiliar, se acuerde de esta mujer es un gran orgullo, he completado una tarea. Así que felicidades a él y que en la Arquidiócesis pueda realizar la tarea de misión para la cual está llamado», destacó.

Familiares

Los familiares de Monseñor Oscar García viajaron desde Uruguay para poder acompañarlo en este importante momento.  Sus hermanos, Gercy García Barretto y Carlos García Barretto, manifestaron su  alegría de poder estar junto a él y le desearon lo mejor en su ministerio episcopal.

Mientras que su sobrino, Marcos Giombini, afirmó que «para nosotros es una felicidad tremenda, primero por él y segundo por poder estar acompañándolo, es una bendición para la familia y también para la comunidad donde él está. Espero que pueda ser un buen pastor para toda su comunidad, como lo ha sido para nosotros y también un protector para toda su familia”.

Asimismo, los familiares de Monseñor Bernardo Álvarez, expresaron su emoción por su Ordenación Episcopal.

Sergio Álvarez Tapia, hermano de Monseñor Bernardo, indicó que «es una alegría inmensa, sobre todo para la gente. Estoy muy contento por mi hermano y de acompañarlo como siempre, desde el primer día. Espero que lo siga haciendo bien, como siempre lo ha hecho”.

Mientras que su madre, Sara Tapia Chandía, señaló que se trata de algo inesperado, «porque Bernardo es de no buscar puestos, entonces nunca lo pensé. Estamos rogando que se haga la voluntad de Dios y espero que le de mucha sabiduría, fortaleza y que me lo cuide mucho”.

Asimismo, Juan Bernardo Álvarez, dijo que «es un día maravilloso como padre, poder asistir a la ordenación de mi hijo. Me siento muy orgulloso de él, de mi esposa, de mis hijos y de toda mi familia. Le deseo la mejor de las bendiciones, que el Señor y la Virgen lo acompañen siempre en su caminar en el obispado. Me siento muy muy orgulloso, no hay palabras, me siento emocionado”. 

Más Iglesia Arquidiocesana