Nueve adultos recibieron sus sacramentos en Solemnidad de la Inmaculada Concepción en Curanilahue

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 8 diciembre, 2022

El Obispo Auxiliar de Concepción y Párroco de San José de Curanilahue, Monseñor Oscar García, presidió una procesión y la Santa Misa en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, la mañana de este jueves 8 de diciembre. 

En esta Eucaristía tres adultos recibieron el sacramento del Bautismo y luego, junto a otros seis, recibieron de manos de Monseñor Oscar el sacramento de la Confirmación e hicieron su Primera Comunión. 

En su homilía, Monseñor Oscar García, tomando la antífona del salmo propuesto para este día, Cantad al Señor un cántico nuevo, los invitó a “reconocer la acción de Dios en María Santísima, la Llena de Gracia, la Inmaculada Concepción”. 

En ese contexto, los llamó a reconocer también los dones y las gracias que Dios ha concedido a cada uno de nosotros, y la gracia, que hoy de forma especial, les brindaba a los adultos que recibirían sus sacramentos. 

Asimismo, invitó a los presentes a “erradicar todos aquellos pecados que nos alejan del Señor” para poder “vivir al estilo de María, con el fiat, con una vida cada vez más consagrada a Él, más entregada al Señor, plasmando también en el quehacer de cada día los verdaderos valores del Evangelio”. 

También, a la luz del texto propuesto para esta fiesta, los exhortó a vivir en la esperanza, así como María Santísima: “A vivir con esperanza, a vivir con alegría, a vivir en comunión y en misión, con la mirada que Jesús tiene sobre nosotros, que nos ha elegido y que ha tocado nuestro corazón y que nos envía a una misión”. 

Y enfatizó que así como el Ángel le dijo a la Virgen “No temas”, también hoy el Señor nos invita a no temer a la propia realidad, ni tampoco a las contrariedades que a veces se nos cruzan en el camino, sino que a tener la fortaleza y la fuerza que vienen de parte de Dios. 

Finalmente, Monseñor Oscar llamó a que nos dejemos mirar por el Señor, “para que de verdad su gracia nos toque, llene nuestra existencia y nos haga portadores de la Buena Noticia, en medio de nuestra familia”.

Más Iglesia Arquidiocesana