Olla común «Patroncitos del Padre Hurtado» busca seguir ayudando a vecinos de Hualqui

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 25 noviembre, 2020

Esta olla común abrió sus puertas en agosto del presente año y pretenden extender el apoyo a los más necesitados.

Esta iniciativa inició a principios de agosto, debido a que la Capilla San Alberto Hurtado estaba de aniversario y también se celebraba el mes de la solidaridad. Es por ello que, a modo de solidarizar con la comunidad, decidieron repartir colaciones los cuatro domingos del mes, para así ayudar a los más necesitados, y que también fueron afectados por el estallido social y por la pandemia. Luego de realizar dicha entrega , pudieron darse cuenta de la importancia de entregar estos alimentos, ya que en este sector existía mucha necesidad. Fue por esta razón, que tomaron la decisión de continuar con la entrega de almuerzos para adultos mayores, inmigrantes y familias vulnerables.

La ayuda que se entrega es para 60 personas, y tras la postulación al proyecto «Respuesta Comunitaria» buscarán extender este apoyo a 100 personas y con entrega de comida dos veces a la semana. Actualmente, el funcionamiento de esta olla común, correspondiente a la Capilla San Alberto Hurtado, es todos los domingos desde las 12.30 hasta las 14.30 horas.

En esa línea, son 10 personas las encargadas de que esta olla común pueda funcionar, distribuyendo el trabajo entre cocineros y los encargados de entregar los alimentos, ya sea fuera de la capilla, así como también bajo la modalidad del delivery en los hogares de quienes no pueden asistir presencialmente.

En cuanto al financiamiento de esta olla común ubicada en acceso Cementerio Hualqui 350. Ariel Durán, voluntario de la iniciativa «Patroncitos del Padre Hurtado» se refirió a la ayuda que reciben para costear los gastos que se realizan en este lugar. «Tenemos apoyo de los feligreses, una pyme de Hualqui que nos entrega los postres que van acompañados de las colaciones, y también a través de proyectos del Arzobispado de Concepción. El Hogar de Cristo igual nos ha apoyado con la implementación de las medidas de seguridad sanitaria y también la Pastoral Social del Arzobispado, se han portado muy bien con nosotros» sostuvo.

Es relevante destacar que esta olla común, durante un tiempo, abrió una panadería solidaria con el fin  de compartir con la comunidad, en la que cada semana se realizaban distintas preparaciones, tales como pan amasado, picarones, pajaritos, etc.  Ahora tienen como proyecto reabrir esta panadería solidaria, para nuevamente estar al servicio de la comunidad.

¿Cómo colaborar con la olla común «Patroncitos del Padre Hurtado»?

Donar a: Cuenta de ahorro Capilla San Alberto Hurtado.

Lilian Gavilan Torres (Tesorera de la Capilla).

Banco Estado
Rut: 9.462.333-2
Correo: capillasanalbertohurtadoh@gmail.com
Facebook: Capilla San Alberto Hurtado.

Más Iglesia Arquidiocesana