Presidente del Celam invita a que «seamos artesanos de la paz»

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 3 enero, 2022

El Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, compartió un mensaje de Año Nuevo haciendo propias las palabras de Jesús a sus primeros seguidores: “¡La paz sea con ustedes!”, y detallando que “es el mismo saludo que hacemos llegar al inicio del nuevo año a todos los hogares, pueblos y autoridades, en todos los rincones de América Latina y el Caribe para que, junto al Papa Francisco, seamos artesanos de la paz.

Redoblar esfuerzos por la paz

En su saludo de Año Nuevo, el Presidente del Celam profundizó en lo propuesto por el Papa Francisco para la 55 Jornada Mundial por la Paz: el Obispo de Roma “nos convoca a redoblar esfuerzos por promover el diálogo intergeneracional, cuidar la educación de calidad y lograr el trabajo digno, como un camino seguro hacia el desarrollo humano integral y solidario”.

A propósito del diálogo intergeneracional, Monseñor Cabrejos recordó que “la experiencia del diálogo ha marcado fuertemente nuestra Iglesia de América Latina y el Caribe”. Más aún, en la reciente experiencia de la 1.ª Asamblea Eclesial se “ha demostrado que es posible hacerlo en base a la escucha y al discernimiento”.

“Esta experiencia sirve de referente para el Sínodo sobre la Sinodalidad, que ya se encuentra en su fase de escucha en todo el mundo”, agregó el prelado.

Forjar los caminos de la paz

Para Cabrejos, poner la experiencia de escucha al servicio del diálogo intergeneracional es la clave “para ir forjando caminos de paz que incluyan las inquietudes y propuestas de las diversas comunidades y culturas”, teniendo presente que es allí “donde los saberes ancestrales se conectan con las preocupaciones de las nuevas generaciones para ir construyendo una agenda común que responda a los problemas más acuciantes”.

Con relación a las experiencias educativas, el Presidente del Celam no solo reafirma la importancia del Pacto Educativo Global promovido por el Papa Francisco, sino que considera que estas prácticas “necesitan no sólo ser promovidas, sino articuladas dentro de un proyecto común que tenga como base el diálogo plural de saberes”.

La dignidad del trabajo

Finalmente, Monseñor Cabrejos recordó “el desafío de promover la dignidad del trabajo que, a causa de la pandemia ha ocasionado en la región la pérdida de más de 26 millones de empleos y más del 50% de los trabajadores y trabajadoras no tienen acceso a la seguridad social, jubilación y otros beneficios fundamentales”.

Esta situación afecta de modo especial a las mujeres, a los jóvenes, a los migrantes, a los afrodescendientes y a los niños y a las niñas del continente.

Se hace necesario, entonces, “caminar juntos y unidos en base a verdaderos consensos que promuevan e implementen políticas públicas eficaces” para hacer posible “la solidaridad y ayuda social en el campo sanitario, la alimentación  y la generación de fuentes de trabajo digno, así como la responsabilidad social de las empresas; de tal manera que se garanticen derechos laborales y ambientales en nuestro continente”, concluyó el Presidente del Celam, implorando a Nuestra Señora de Guadalupe su maternal bendición sobre los latinoamericanos y caribeños.

Fuente: Prensa Celam

Más Iglesia Arquidiocesana