Alegrías y sonrisas de 1.072 niños y niñas de la Arquidiócesis en la celebración del Día del Niño

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 19 agosto, 2020

En este tiempos de pandemia, 1.072 niños y niñas de la Arquidiócesis recibieron una atención gracias al aporte monetario para dar un regalo por el Día del Niño, entregado por la Vicaría Pastoral para el Servicio de la Niñez.

En total, 19 pastorales de niños fueron beneficiarios del aporte solidario, entre estos: Cevas, Jupach, Acólitos, Migrantes, CFIVE, y pastoral mapuche, para celebrar el domingo 16 de agosto. Los jóvenes y adultos que trabajan con los niños de cada comunidad realizaron la compra de dulces, y los llevaron a sus domicilios, considerando las medidas sanitarias.

Los niños, Nicolás y Joaquín Varela, quienes participan en la Parroquia San Juan Bautista de Hualqui, a través de un audio por WhatsApp, comentaron: «Damos las gracias a nuestra comunidad por el gesto bonito que nos enviaron, por el Día del Niño, muchas bendiciones para todos y pronto nos veremos».

El Pbro. César Pedreros, párroco de la Parroquia San Juan María Vianney, en la que se entregó 130 bolsas con dulces, a acólitos y niños que participan en la parroquia, expresó: «Fue una entrega de alegría, ver a los más pequeños saltar porque recibieron una bolsita de dulces. Y lo más grande sonreír… fue hermoso. Son una pequeña muestra de la alegría que la Iglesia les entregó en nombre de Cristo».

Aracely Castillo, coordinadora de CEVAS (Centro de Vacaciones Solidario) de la Parroquia Sagrados Corazones de Jesús y María de Talcahuano, mencionó: «La verdad que fue algo que comentamos mucho porque, para ser algo distinto, la esencia que tiene CEVAS creo que no se fue. Si bien, no fue lo mismo porque quizás no fue mucho lo que pudimos compartir con los niños, el hecho de poder llevarles algo tan sencillo, como dulces, fue algo que los alegró muchísimo porque no se los esperaban, menos en estos tiempos, entonces sentimos que fue una gran instancia de poder alegrarlos, quizás de otra manera. Sin duda fue algo que nos gusto muchísimo, y nos encantaría volver a realizarlo. Obviamente agradecemos su ayuda, que fue una bendición muy grande porque sin su ayuda no lo hubiéramos podido realizar».

Más Iglesia Arquidiocesana