Ángelus del Papa: Pactar con el mal conduce a la esclavitud

Más Santa Sede

Publicado el: 6 marzo, 2022

Ceder a las tentaciones adormece las conciencias porque se justifica el mal disfrazándolo con buenas intenciones. Esta es una de las reflexiones del Papa Francisco, en su alocución antes del rezo mariano del Ángelus de este primer domingo de Cuaresma, que propone el pasaje evangélico que lleva a Jesús al desierto donde, por cuarenta días, es tentado por el diablo (cf. Lc 4,1-13).

El veneno de las pasiones

“El desierto -dijo el Santo Padre- simboliza la lucha contra las seducciones del mal para aprender a elegir la verdadera libertad”. Y la experiencia de Jesús antes de comenzar su misión pública es precisamente “una lucha espiritual” para combatir las tentaciones, como la de “sacar provecho” de ser Hijo de Dios, y aumentar su poder.

Una “propuesta seductora”, afirmó Francisco, que solo conduce a la esclavitud del corazón, pues “nos obsesiona con el ansia de tener, reduce todo a la posesión de cosas, de poder y de fama”. Las tentaciones son el «el veneno de las pasiones» en las que se arraiga el mal, pero se vencen con la Palabra de Dios.

Te puede interesar: Papa Francisco: «En Ucrania corren ríos de sangre y lágrimas»

Más Santa Sede