Arzobispo llamó a dar verdadero testimonio de vida cristiana

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 22 abril, 2019

Con una invitación a dar testimonio de vida cristiana, realizó monseñor Fernando Chomali, durante la Misa de la Vigilia Pascual, celebrada en la catedral con gran presencia de fieles, que vivieron solemnemente la noche del Sábado Santo.

La celebración se inició en el atrio del templo, donde se encendió una fogata, para encender el cirio pascual, con que se ingresó a la catedral para encender las centenares de velas que portaban los fieles. Luego, se cantó el pregón pascual y se tocaron intensamente las campanas.

En su homilía, Monseñor Chomali, invitó a dar testimonio de vida cristiana, en estos momentos en que “Chile  pasa por un momento muy difícil, donde  ha habido mucha corrupción, donde habido abusos, y lamentablemente al interior de la Iglesia también. Es este  momento que tenemos que dar testimonio verdadero que nos amamos los unos a los otros, como Él nos amó y dio la vida por cada uno de  nosotros. Por eso celebramos la Resurrección”, subrayó.

Finalmente pidió al Señor “a que nos  siga fortaleciendo en la fe, para transmitirla  a los niños y a los jóvenes, porque  solo Él tiene palabra de vida eterna. No hay más que tenga Dios que decirnos al mundo, porque envió a su Hijo Jesucristo, que está en medio de nosotros”.

Reflexionó respecto a que Dios asume nuestros pecados. “Es Él quien nos libra del mal  y es Él quien nos invita a una vida nueva; es Él quien nos saca el corazón de piedra y nos pone un corazón de carne. Es Él, quien pone amor donde hay  odio,  donde hay  tristeza pone alegría,  donde hay muerte pone  vida.  Frente a la avaricia  pone generosidad”.

Explicó que  Jesucristo significa que podemos glorificar a Dios. “Por eso cantamos el Gloria con tanta fuerza;  significa que podemos siempre purificar nuestro corazón, a través del bautismo que nos da una vida nueva en Él. Significa que tenemos esperanza. El Papa nos ha dicho cien veces, que nadie nos robe la esperanza, no la esperanza puesta en  nuestras fuerzas, sino en la esperanza que nos trae Jesucristo, la luz del mundo”.

Más Iglesia Arquidiocesana