Cardenal Parolin: es inaceptable el bombardeo de un hospital pediátrico en Ucrania

Más Santa Sede

Publicado el: 10 marzo, 2022

El Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, respondiendo a las preguntas de los periodistas en el marco de una conferencia en Roma, expresó su consternación por el bombardeo de un hospital en Ucrania y afirmó que es inaceptable.

Las declaraciones del Secretario de Estado se produjeron tras un bombardeo aéreo ruso que, según el jefe de la administración militar regional de Donetsk, destruyó un hospital de Mariupol con salas de maternidad y pediatría: se habla de una masacre de niños y mujeres embarazadas a punto de dar a luz.

El Cardenal dijo que el espacio para las negociaciones era limitado, pero que esperaba que se pudiera llegar a una posición negociada. Refiriéndose a la llamada telefónica que mantuvo con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, el Cardenal Parolin dijo que la conversación no aportó ninguna garantía. En particular, no hubo garantías sobre los corredores humanitarios.

La Santa Sede está disponible para mediar

El Secretario de Estado reiteró que la Santa Sede se ha mostrado dispuesta a dar pasos en el frente diplomático para encontrar soluciones que pongan fin a la guerra.

En particular, la Santa Sede ha pedido que se detenga el conflicto y que se consoliden las negociaciones, poniéndose a disposición para mediar, si se considera que puede ser de ayuda.

La presencia en Ucrania de dos Cardenales, el Limosnero papal Konrad Krajewski, y el Prefecto interino del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Michael Czerny, es un signo – dijo Parolin – de que el Papa quiere aportar su contribución no sólo en el plano propiamente diplomático y espiritual, sino también en el de la ayuda humanitaria.

Por último, refiriéndose a las palabras del Patriarca Ortodoxo ruso Kirill, el Cardenal dijo que estas declaraciones no favorecen ni promueven un entendimiento, sino que, por el contrario, corren el riesgo de inflamar aún más los ánimos, provocando una escalada que no resolverá la crisis de forma pacífica.

 

Fuente: Vatican News

Más Santa Sede