Hermana Cecilia Osses: «El catequista es un servidor de Dios en medio de la comunidad»

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 19 mayo, 2022

El sábado 28 de mayo se celebrará el Día del Catequista en nuestro país y el Departamento de Evangelización y Catequesis del Arzobispado de la Santísima Concepción ha organizado una serie de actividades. 

La Hermana Cecilia Osses, Coordinadora de este departamento, explicó que el Día del Catequista no tiene una fecha fija, sino que siempre se celebra en las vísperas de la fiesta de la Ascensión del Señor, y que surgió como un deseo de la Conferencia Episcopal de resaltar el trabajo que hacen los laicos en esta área. 

En ese contexto, destacó que “la labor de los catequistas en las parroquias es muy importante, porque en una parroquia la gente llega por la catequesis”, pues se acercan a pedir un sacramento y “la comunidad los acoge, los manda a un grupo de catequesis y el catequista acompaña a esa persona”. 

La Coordinadora del Departamento de Evangelización y Catequesis afirmó que lo ideal es que los catequistas hagan un acompañamiento personal a los niños, jóvenes y adultos, y que este acompañamiento no sea sólo entregar contenido para que conozcan la fe, “sino que la catequesis lo que pretende es que las personas lleguen a un encuentro personal con Jesucristo”

En ese sentido, precisó que si bien esto no significa dejar de lado los contenidos, es necesario que “no nos encerremos en una catequesis donde hay que aprenderse un montón de reglas, un montón de mandamientos, un montón de doctrinas. No, lo importante de esto es que no te aprendas mucho, a lo mejor aprende poco, pero eso poco llévalo a la vida, practícalo y que te ayude al encuentro personal con Jesús y eso te va a llevar al encuentro con los hermanos y la comunidad”. 

La Hermana Cecilia enfatizó que las personas deben comprender que no se están preparando sólo para recibir un sacramento y luego irse de la Iglesia, sino que para vivir la Eucaristía en comunidad y para vivir su compromiso con la Iglesia. Por este motivo, considera que es clave tener catequistas que orienten a la gente y hagan su mayor esfuerzo “para hacer que las personas realmente descubran al Señor  y descubran esta vida del Señor en comunidad, porque es a eso a lo que el Señor nos invita, a vivir la fe en comunidad”

La catequesis es responsabilidad de la comunidad

La Coordinadora del Departamento de Evangelización y Catequesis resaltó la importancia de que la comunidad apoye y ayude a los catequistas, ya que “son integrantes de la comunidad y la catequesis no es responsabilidad del catequista, sino que es responsabilidad de la comunidad. Y la comunidad es la primera responsable de la catequesis, por eso es que invita a un miembro de esta comunidad a que sea catequista y acompañe a los catequizandos”. 

En este sentido, dijo que “la comunidad tiene que sentirse también responsable de sus catequistas, apoyarlos, alentarlos, saludarlos especialmente en su día y reconocer que el servicio que prestan dentro de la comunidad es muy valioso, porque ellos integran a la comunidad a los catequizandos. El catequista no se anuncia a sí mismo, anuncia a Jesucristo presente en la comunidad”.

Es así que muchas de las personas que pasan por la catequesis después se integran a los grupos parroquiales y los que no, viven su fe domingo a domingo en la misa de la comunidad. Mientras que aquellos que “no  tuvieron la gracia de descubrir plenamente esta presencia de Dios en su vida, simplemente reciben el sacramento y se van”, en algún momento van a regresar a vivir su fe, “porque los tiempos de Dios no son nuestros tiempos”. 

En ese contexto, señaló que semana a semana los catequistas hacen su mejor esfuerzo “para acompañarlos, para formarlos y para invitarnos a la vida de comunidad”, pero muchas veces este trabajo no es tomado en cuenta, pese a que “ellos ocupan mucho tiempo de su vida de laicos para su vida pastoral”.

La Hermana Cecilia dijo que muchas veces la gente cree que quienes hacen catequesis son personas a las que les sobra el tiempo, pero de acuerdo a una encuesta realizada hace algunos años, la mayoría de ellos trabaja o estudia, además del compromiso que cada uno tiene con sus familias y en su parroquia. “Es realmente un mundo de entrega y servicio gratuito”, destacó. 

“El catequista es un servidor de Dios en medio de la comunidad. Por lo mismo es que queremos que ojalá este Día del Catequista no pase desapercibido, sino que la comunidad los apoye, los salude, los anime a continuar esta hermosa misión que están haciendo”. 

Actividades

Entre las actividades organizadas por el Departamento de Evangelización y Catequesis del Arzobispado de la Santísima Concepción se encuentra una semana de formación para los catequistas, desde el 24 al 28 de mayo.

Durante estos días, mediante la plataforma Zoom, a las 19:30 horas se efectuará el “Taller de Comunicación Efectiva”. Mientras que el viernes 27, a las 19:00 horas, el Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali, se reunirá con los catequistas -también de forma remota- para tener un momento de oración y diálogo con ellos. 

En tanto, el 28 de mayo se concluirá el taller de formación entre las 10:00 y las 11:00 horas y durante ese día cada parroquia celebrará a sus catequistas, quienes realizarán la renovación de su compromiso en la Eucaristía de ese día o del domingo 29. 

“Invitamos a los párrocos a que hagan un gesto de generosidad con sus catequistas, también a que los saluden, a que les den un aplauso ahí en la misa, algo para que ellos se sientan animados a continuar trabajando”, afirmó la Hermana Cecilia. 

Además, detalló que durante los sábados previos se han estado haciendo retiros con los catequistas de cada uno de los decanatos en el Seminario Metropolitano de Concepción y en Casa Betania. 

Afiche Día del Catequista

Más Iglesia Arquidiocesana