Iglesia lanza campaña de invierno para ayudar a familias de aldeas y campamentos

Publicado el: 4 Julio, 2011

Con un llamado a los católicos, pero en general a toda la zona, Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, lanzó la Campaña de Invierno 2011, para ir en urgente apoyo a las familias que viven en aldeas y campamentos. La acción se realizó en dependencias de Pastoral Social – Caritas, junto al Pbro. José Cartes, director y a Gabriela Gutiérrez, secretaria ejecutiva.

El Pastor decidió convocar a esta acción de solidaridad, conmovido por la situación que viven familias de aldeas y tras visitar Villa Futuro en Chiguayante. “Llegando a la Arquidiócesis me di cuenta de lo devastador que fue  el terremoto y la cantidad  de personas  que vive en situación muy problemática. No podía no  preguntarme “qué hacer”, con la Pastoral  Social estamos invitando a los colegios, a las parroquias  y a todas las personas  de buena voluntad a que nos ayuden con alimentos no perecibles, de  tal forma de poder aliviar, en la medida de lo posible, el sufrimiento de estas personas”,

Monseñor comentó que “cuando se dice que somos una sociedad avanzada, pero  que hayan  77 aldeas, con  cuatro mil personas que viven una situación  de pobreza y vulnerabilidad, me parece que es impresentable. Tenemos que ser positivos y preguntarnos “qué hacer”. Como comunidad católica hemos decidido hacer esta campaña durante el mes de julio, para que,  por lo menos, las personas tengan una alimentación  adecuada”.

El Arzobispo recalcó que en una  sociedad fraterna, hay que preocuparse de los más necesitados. “Como  católicos es un mandato del Señor, porque el que no tiene qué comer, estamos obligados a darle alimento y el que no tiene ropas,  estamos obligados a darle vestido, porque el mismo Cristo que está en ellos”, subrayó, enfatizando que los católicos,  los creyentes y no creyentes se pongan  la mano en el corazón,  sobre todo viendo las penurias muchas familias.

Como parte de la Campaña, se envió una convocatoria a todos los  párrocos y a los directores de colegios de Iglesia para que la promuevan en sus comunidades. Se trata de recolectar alimentos no perecibles que se harán llegar a Pastoral Social Caritas de Concepción (Cochrane 440).

Monseñor dijo que la Iglesia está dispuesta a colaborar con todas las instituciones que hagan promoción humana. “Lo que nos mueve a los católicos y lo que me mueve a mí como pastor es servir y el primer servicio es a aquellas personas que tienen más dificultades.  Y hoy, en la Arquidiócesis, quiénes tienen mayores  dificultades son aquellas personas que han perdido su casa, que personas que viven en aldeas en situación muy complicada. Hay, incluso, enfermos,  postrados, que viven con frío, con muy pocos medios, con humedad y eso no es digno de nuestra Patria y, por tanto, nosotros aportamos con este grano de arena. Vamos a poner mucho empeño para que recolectar  muchos alimentos”, concluyó.

Iglesia lanza campaña de invierno para ayudar a familias de aldeas y campamentos

Con un llamado a los católicos, pero en general a toda la zona, Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción, lanzó la Campaña de Invierno 2011, para ir en urgente apoyo a las familias que viven en aldeas y campamentos. La acción se realizó en dependencias de Pastoral Social – Caritas, junto al Pbro. José Cartes, director y a Gabriela Gutiérrez, secretaria ejecutiva.

El Pastor decidió convocar a esta acción de solidaridad, conmovido por la situación que viven familias de aldeas y tras visitar Villa Futuro en Chiguayante. “Llegando a la Arquidiócesis me di cuenta de lo devastador que fue  el terremoto y la cantidad  de personas  que vive en situación muy problemática. No podía no  preguntarme “qué hacer”, con la Pastoral  Social estamos invitando a los colegios, a las parroquias  y a todas las personas  de buena voluntad a que nos ayuden con alimentos no perecibles, de  tal forma de poder aliviar, en la medida de lo posible, el sufrimiento de estas personas”,

Monseñor comentó que “cuando se dice que somos una sociedad avanzada, pero  que hayan  77 aldeas, con  cuatro mil personas que viven una situación  de pobreza y vulnerabilidad, me parece que es impresentable. Tenemos que ser positivos y preguntarnos “qué hacer”. Como comunidad católica hemos decidido hacer esta campaña durante el mes de julio, para que,  por lo menos, las personas tengan una alimentación  adecuada”.

El Arzobispo recalcó que en una  sociedad fraterna, hay que preocuparse de los más necesitados. “Como  católicos es un mandato del Señor, porque el que no tiene qué comer, estamos obligados a darle alimento y el que no tiene ropas,  estamos obligados a darle vestido, porque el mismo Cristo que está en ellos”, subrayó, enfatizando que los católicos,  los creyentes y no creyentes se pongan  la mano en el corazón,  sobre todo viendo las penurias muchas familias.

Como parte de la Campaña, se envió una convocatoria a todos los  párrocos y a los directores de colegios de Iglesia para que la promuevan en sus comunidades. Se trata de recolectar alimentos no perecibles que se harán llegar a Pastoral Social Caritas de Concepción (Cochrane 440).

Monseñor dijo que la Iglesia está dispuesta a colaborar con todas las instituciones que hagan promoción humana. “Lo que nos mueve a los católicos y lo que me mueve a mí como pastor es servir y el primer servicio es a aquellas personas que tienen más dificultades.  Y hoy, en la Arquidiócesis, quiénes tienen mayores  dificultades son aquellas personas que han perdido su casa, que personas que viven en aldeas en situación muy complicada. Hay, incluso, enfermos,  postrados, que viven con frío, con muy pocos medios, con humedad y eso no es digno de nuestra Patria y, por tanto, nosotros aportamos con este grano de arena. Vamos a poner mucho empeño para que recolectar  muchos alimentos”, concluyó.

Publicado el: 4 Julio, 2011
© Arzobispado de Concepción