Misa de despedida de Monseñor Chomali en Vicaría de Arauco: “Todo esto es obra de Dios”

Más Obispos

Publicado el: 20 noviembre, 2023

Fieles de todas las parroquias que conforman la Vicaría Episcopal de Arauco se congregaron para participar en la Misa de despedida del Electo Arzobispo de Santiago, Monseñor Fernando Chomali, la tarde de este domingo 19 de noviembre. 

La Santa Misa, que se celebró en la Parroquia San José de Arauco, fue presidida por Monseñor Chomali, quien en su homilía agradeció a Dios por las “cosas muy hermosas” que han pasado en la zona, como el hecho de que “después de varios discernimientos y conversaciones, es una Vicaría y por lo tanto tiene más autonomía para sacar adelante la pastoral”.

Además, destacó la presencia de sacerdotes provenientes de la República Democrática del Congo; también el que la Vicaría sea apoyada por Monseñor Oscar García, Obispo Auxiliar de Concepción; y que la zona tenga una parroquia nueva: Cristo Peregrino. 

“Hay muchos motivos, entonces, para dar gracias a Dios. Y todo esto es obra de Dios. (…) El Señor dijo: “Sin mí no podéis hacer nada”. Por lo tanto, sería una arrogancia muy grande decir que esto lo hizo este arzobispo, este obispo, esta comunidad, este laico, este diácono. No. El Señor, que tiene la habilidad maravillosa de sembrar y de cosechar”, enfatizó. 

Haciendo alusión al Evangelio según San Mateo 25, 14-30, afirmó que “el Señor descubre los talentos que tiene cada cual. Y acá hay muchos talentos, talentos para lo único que nos importa a nosotros, que es evangelizar”. 

En ese contexto, dijo estar convencido de que “el mejor servicio que le podemos hacer a la humanidad, a los jóvenes, a los adultos, a los matrimonios, a quienes pasan por dificultades, es hablar de Jesucristo, porque Jesucristo salva de aquello que más nos duele a los seres humanos. Y lo que más nos duele a los seres humanos es la incapacidad de amar, no entendernos, sufrir, tener desencuentros. El Señor sana eso, porque el Señor es amor y nos invita a que seamos misericordiosos como el Padre es misericordioso. El Señor nos dice que perdonemos 70 veces siete (…) el Señor nos enseña a vivir bien”. 

“Es por eso que es una alegría inmensa para mí estar en medio de ustedes, una alegría inmensa que me hayan recibido con globos, porque demuestra el cariño a la Iglesia, un cariño que yo valoro, y espero que se lo transmitan a los sacerdotes y a las religiosas, que muchos vienen de fuera para anunciarnos el Evangelio”, agregó. 

Monseñor Fernando Chomali expresó su agradecimiento “por esta hermosa Misa” y reconoció que le da pena irse, pero “entiendo que yo tengo un voto de obediencia y aprendí mucho de ustedes y los voy a tener siempre muy presentes en la oración (…) Han sido 12 años que me han hecho profundamente feliz y he aprendido a ser Arzobispo con ustedes y nunca nos olvidemos que el mandamiento de amar al prójimo es mirando al que está al lado, y es así como vamos a construir una Iglesia creíble, que es lo que necesitamos”. 

“Que Dios lo acompañe en esta nueva misión”

En el momento de la presentación de ofrendas, fue llevado hasta el Altar un cirio encendido, “como símbolo de la fe compartida en estos 12 años de Monseñor Chomali entre nosotros”. Luego, fue presentado ante el Altar un mapa del territorio que abarca la Vicaría de Arauco. Y posteriormente, una canasta familiar “que irá en beneficio de los patroncitos del comedor de esta parroquia, como compromiso al servicio del más necesitado”. 

Al término de la Santa Misa, el Decano de Arauco, Padre Pablo Leiva, recordó que el Papa Francisco muchas veces ha dicho que prefiere una Iglesia accidentada por salir a una enferma por encerrarse, y sostuvo que el Electo Arzobispo de Santiago ha tomado muy en serio estas palabras y las ha hecho vida: “Creo que usted, Monseñor Fernando, siempre ha impulsado, se ha atrevido, ha hecho muchas cosas para que la Iglesia sea una verdadera Iglesia en salida, una Iglesia que esté cerca del mundo en el que estamos llamados a ser la sal y la luz”. 

“Tantas obras que durante este tiempo se han recordado como una realidad concreta de Iglesia en salida, de expresión concreta de la caridad, del amor”, agregó, haciendo alusión al Albergue Móvil, a la Cafetería 440 y a Lavandería 21, entre otras. Y enfatizó que se trata de obras que “incluyen, que muestran una Iglesia que se acerca a quienes están, quizás, un poco en la periferia de nuestra sociedad, pero que nosotros queremos muy dentro y muy en el corazón de la Iglesia”. 

El Padre Pablo también destacó el fortalecimiento de la Vicaría Episcopal de Arauco, la creación de las parroquias Santa Cecilia y Cristo Peregrino, la dotación de personal apostólico para la Vicaría, y expresó su agradecimiento a Monseñor Chomali. 

“Yo sé que lo que a él le mueve es anunciar el Evangelio, al hombre y a la mujer de hoy. Querido Monseñor Fernando, sólo agradecerle y pedir a Dios que lo acompañe en esta nueva misión, con el mismo ímpetu, con la misma fuerza y con la misma energía (…) y que el Espíritu Santo pueda hacer de usted un hombre que genere mucha vida de Dios en la Arquidiócesis de Santiago”, puntualizó. 

“Se nos va”

Es importante mencionar que antes de que se diese a conocer el nombramiento de Monseñor Chomali como Arzobispo de Santiago, estaba programado que celebrara una Misa en Arauco junto al club de Alcohólicos Anónimos en Proceso de Rehabilitación en esta fecha, pero se decidió unir este encuentro a la Misa de despedida. Respecto a ellos, Monseñor Chomali sostuvo que “son un grupo de personas maravillosas, que tenemos que apoyar y querer mucho”.

Ricardo Sánchez, en representación de los clubes de Alcohólicos en Proceso de Rehabilitación de Talcahuano, Chiguayante, Lota, Concepción, Boca Sur y Arauco, expresó que son muchos los que necesitan la ayuda de la comunidad y de Dios. 

En ese sentido, valoró el apoyo recibido de parte de Monseñor Fernando Chomali y manifestó la tristeza que sienten por su partida, recordando la Misa que celebró junto a ellos en la Catedral de Concepción: “Nos sentimos bien emocionados, porque necesitamos que se preocupen de nosotros, necesitamos a cada uno de ustedes. Y ahora que se nos va (…) nosotros estamos temerosos, porque el trabajo de nosotros es así, todos los días estamos luchando por nuestra rehabilitación (…) por eso necesitamos estar cerca de Dios. Y Monseñor Fernando nos enseñó eso, que Dios sí está con nosotros”

Una significativa presencia de las comunidades

El Vicario Episcopal de Arauco, Monseñor Oscar García, destacó la “significativa presencia de todas las comunidades” como una expresión del cariño de la gente y lo que ha significado Monseñor Chomali para la zona.  En ese sentido, dijo que “acompañó en todo momento, en todo lo que le pudo y sobre todo en los momentos difíciles, porque pasamos también momentos complejos, y él siempre estuvo muy atento y tratando de estar muy cerca de nosotros y de la comunidad”.

Monseñor Oscar señaló que se han sentido apoyados y dijo que el hecho de que haya venido “gente de tan lejos y podamos reunirnos, es una expresión más que clara. Así que agradecemos a Dios por el don de haberlo tenido, de haber compartido parte de su vida, de sus capacidades, de sus talentos y que, sin lugar a dudas, nos deja una impronta, una huella, y que desde lo sencillo se pueden hacer cosas grandes y extraordinarias (…) Le pedimos al Señor que le dé la fortaleza y la sabiduría para llevar adelante esta inmensa misión”, que le ha sido encomendada. 

Entre quienes participaron en la Misa de despedida se encontraba Ana Luisa Silva, de la Parroquia San José de Arauco, quien manifestó su tristeza por la partida de Monseñor Chomali “que hizo tanto por esta región. Agradecemos y fuimos bendecidos porque la despedida fue en nuestra comuna”. 

También estuvo presente la Hermana Rosa Angélica Duque, de la Congregación Hermanitas de la Anunciación de Curanilahue, quien comentó que fue una Misa “maravillosa y es la manera de expresar el agradecimiento a Dios y a Monseñor por estos doce años que él ha gastado su vida aquí. La ha gastado porque uno sabe de toda su entrega, de todos sus sufrimientos e incomprensiones, porque eso lo encontramos en la vida, pero hay mucha gente que valora, que reconoce y eso hay que agradecérselo a Dios”.

“Y que este testimonio de vida de Monseñor nos estimule a nosotros a seguir adelante en esta misión de Iglesia, en este caminar juntos”, añadió. 

En tanto, Ester Parra, de la Parroquia San Juan María Vianney de Los Álamos, señaló que “fue una Misa emotiva” y dijo que “a pesar de que sólo he visto dos veces a Monseñor, ha sido lindo lo que él ha hecho por la Arquidiócesis”. 

Asimismo, Cristian Sanhueza, de San José de Arauco, manifestó que “fue una despedida emotiva, pero su nuevo cargo es una buena oportunidad y espero que desde Santiago pueda ayudar a la comunidad”. 

Cinthia Cruz, de la Parroquia Cristo Peregrino del Valle Araucano, expresó su emoción y agradecimiento al recordar estos doce años de Monseñor Fernando en la Arquidiócesis, “porque es gracias a él que tenemos esta nueva parroquia. Aunque él diga que es todo gracias al Señor, pero él también contribuyó. Estoy muy agradecida y espero que en Santiago le pueda ir muy bien”. 

Por su parte, Juan Miguel de la Fuente, quien forma parte de la Parroquia Santa María de Las Condes y se encuentra de paso en la Parroquia San Juan María Vianney de Los Álamos, dijo que la Misa “fue preciosa y, la verdad, viendo al Arzobispo que se nos viene dan ganas de que llegue rápido, se ve que la comunidad lo quería harto. Así que ¡qué ganas de recibirlo en Santiago!”

Más Obispos