Monseñor Chomali visitó a la comunidad educativa del Colegio Madres Dominicas

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 30 junio, 2022

El Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali Garib, visitó a la comunidad educativa del Colegio Madres Dominicas ayer miércoles 29 de junio.

En la instancia, presentó el documento «Educar en el siglo XXI» y conversó con los docentes, quienes tuvieron la oportunidad de plantearle sus inquietudes pastorales y educativas.

Monseñor Chomali afirmó que los docentes son lo más importante de la sociedad, ya que tienen un rol formador y conducen a los estudiantes a la verdad.

También planteó la falta de compromiso que existe con los profesores, que día a día se enfrentan a lo incierto, y señaló que se tiene poco conocimiento de cómo van a reaccionar los jóvenes a lo planificado en el aula, por lo que es un constante desafío educar en este siglo.

Asimismo, indicó que la educación tiene como base entregar conocimiento y valores, contrario a lo que promueve la sociedad actual, que está saturada de información, anuncios y entretenimiento.

En ese contexto, invitó a la comunidad educativa a promover el fortalecimiento de la familia, que es el pilar fundamental en la vida de los católicos, y enfatizó la necesidad de los jóvenes de tener una familia que los acompañe y los motive a formar una cuando sean adultos.

Inquietudes al educar

Los profesores del Colegio Madres Dominicas mencionaron algunas inquietudes al Arzobispo, las que tuvieron respuestas favorables. Una pregunta fue: ¿Cómo se puede educar de forma efectiva en el aula? Monseñor Fernando Chomali contestó que se debe trabajar día a día en ser un referente para los estudiantes, pues esto es fundamental en la formación.

También se solicitó una guía para trabajar la fe personal, a lo que el Arzobispo de Concepción respondió que la fe es un don, un regalo, que debe ser cuidada por cada católico. En ese sentido, explicó que cada católico debe leer la Palabra de Dios, asistir a la misa dominical, mantener la formación intelectual constante y vivir la oración en comunidad.

Fuente: Vicaría Pastoral de Educación

Más Iglesia Arquidiocesana