P. San José de Curanilahue: Con emoción se vivió misa de despedida del Padre Pablo Leiva

Más Noticias

Publicado el: 6 enero, 2022

Con gratitud y emoción, los fieles de la Parroquia San José de Curanilahue participaron en la misa de despedida del Padre Pablo Leiva, quien fue párroco de la comunidad durante ocho años. 

Durante su homilía, el Padre Pablo señaló que la fe se acrecienta cuando nos acompañamos y caminamos juntos tras las huellas de Jesús. En ese contexto, destacó que en esta parroquia se ha vivido con mucha intensidad “esta dimensión comunitaria de la fe” y pidió que “no decaigan en su vida comunitaria, no decaigan en verse el uno al otro siempre como hermanos”.

“Yo les pido que ustedes hagan eso vida cada día y que esta parroquia se destaque siempre, porque favorece la vida comunitaria, que tenemos que cuidar todos”, agregó. 

Además, llamó a no tener miedo de emprender nuevas iniciativas para amar al prójimo, sobre todo a quienes están viviendo situaciones difíciles. E invitó a tener claro que “la Iglesia no es el club de los perfectos”, sino que es la comunidad de los pecadores redimidos y de los hermanos que se ayudan mutuamente a seguir el camino de Jesús

En el momento de la presentación de ofrendas, los fieles -además del pan y el vino- ofrecieron “algunos de los tantos valores que dejaron huella en cada corazón de esta parroquia”: Pasión por Jesús y por el Reino de Dios, creatividad, alegría, compasión, gratuidad, hospitalidad, acogida, responsabilidad y coherencia. 

Casi al terminar la misa, los feligreses de la Parroquia San José de Curanilahue compartieron un video con fotografías acompañadas del canto Alma Misionera. Luego, la Coordinadora del Consejo Parroquial señaló que la vida de los sacerdotes es ir de un lado a otro, debido a su decisión de servir a Dios y a su pueblo.

En ese contexto, destacó la labor del Padre Pablo, señalando que “nos ha demostrado su preocupación por cuidar la Iglesia, servir y alentar la misión. Han transcurrido 8 años de su llegada y hemos tenido la dicha de ser sus fieles y participar de su sacerdocio y misión pastoral. Damos fe de su sencillez, humildad, cercanía, de su capacidad de escucha, entrega, de su compromiso, de su puntualidad, de su ímpetu, de su empatía, de su sabiduría y de su amor”.

El Padre Pablo Leiva se despidió de su comunidad rezando un Ave María por el nuevo párroco, Padre Oscar García, y también por la que será su nueva parroquia: Cristo Peregrino. 

El Padre Oscar tomará posesión de la Parroquia San José de Curanilahue el domingo 9 de enero a las 11:00 horas. Mientras que el Padre Pablo Leiva tomará posesión del proyecto de una nueva parroquia misionera del Valle Araucano, el domingo 9 de enero a las 17:00 horas. 

En este enlace puedes revivir la misa de despedida del Padre Pablo Leiva.  

Más Noticias