Padre Bismarck Valle toma posesión en la Parroquia San Juan Bautista de Hualqui: “Les ruego mucha oración por mí”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 15 noviembre, 2021

Este domingo 14 de noviembre de 2021, a las 12:00 horas, se celebró la ceremonia de toma de posesión del Padre Bismarck Valle en la Parroquia San Juan Bautista de Hualqui. La misa fue presidida por Monseñor Fernando Chomali en presencia de los miembros de la comunidad. 

Luego de la profesión de fe y el juramento de fidelidad del nuevo párroco, el Arzobispo de Concepción dijo en su homilía que “lo primero que me surge del corazón es darle gracias a Dios, gracias a ustedes por la acogida que le han dado al Padre Bismarck”. Tras lo cual relató cómo fue que el sacerdote llegó a Chile y afirmó que “a él lo mueve un genuino espíritu misionero y está aquí para servir, ha estado muy disponible para colaborar con nosotros y se siente muy acogido”.

Monseñor Chomali aprovechó la instancia para agradecer la presencia del Padre Jonny Sevilla, quien también está en misión y pese a todo lo que ha sufrido, “yo nunca lo he visto quejarse, es un hombre de fe”. 

Además, expresó que “yo sé que esta es una parroquia que ha sufrido, soy consciente de eso. Y en estos tiempos de sufrimiento tenemos que mirar la cruz de Cristo y mirar para adelante y pensar en el futuro” e hizo alusión al Evangelio que señala que todo pasará menos la Palabra de Dios. 

Monseñor agregó que “tenemos una gran misión y esa misión pasa por reconocernos como Pueblo de Dios. Se acabó la época en que el obispo era como el patrón, el sacerdote el patrón más chico y los laicos eran como los que obedecían. Eso se acabó, eso no existe, eso ya no aguanta más. Pueblo de Dios, todos tenemos la tarea única de evangelizar y lo hacemos según el carisma que Dios nos ha entregado”

En ese contexto llamó a los feligreses a pedirle al Padre Bismarck “lo que sabe hacer, predicar la Palabra de Dios, entregar los sacramentos, poder dar el perdón de Dios, poder acompañar a las comunidades, pero no le pidan lo que no puede dar. Y yo les pido a ustedes que pongan lo mejor de ustedes mismos para que este lugar vuelva a ser luz en Hualqui, este lugar vuelva a ser donde se reconozca que Dios está presente”. 

Por su parte, el Padre Bismarck manifestó su agradecimiento a Dios por la oportunidad de acompañar a la comunidad y dijo asumir con humildad la condición de párroco. Además, pidió a los fieles “mucha oración por mí y les ruego también mucha comprensión”

También señaló que “ha sido una experiencia hermosa, valiosa, un servicio pastoral extraordinario. Y yo he sentido la necesidad de nuestros fieles, de la gente, que necesita ser acompañada por su sacerdote, por la vida sacramental y he constatado la necesidad de parte de ellos”.

El Padre Bismarck, quien es originario de Nicaragua, relató que se dispuso a hacer esta experiencia misionera, gracias al apoyo y a la espiritualidad del sacerdote español Isidoro Sánchez, con quien aprendió “que la misión es importante”.

En ese contexto, afirmó que no se arrepiente de haber aceptado la misión a Chile y que está satisfecho y muy contento, porque se ha percatado de la necesidad pastoral y de la necesidad de sacerdotes. 

“Siento que la necesidad de sacerdotes me compromete moral y espiritualmente de acompañarles y de dejar lo mejor de mi juventud, lo mejor de mi vida, con esta gente que tanto necesita de un pastor, de un amigo que les escuche, que los acompañe, que los ilumine. Y también uno ser acompañado por ellos, porque sin ellos tampoco uno es un sacerdote que pueda sentirse realizado en su ministerio”, expresó. 

 

Más Iglesia Arquidiocesana