Padre Gilberto Matuz: “Yo tengo certeza de Dios, esa es mi gran alegría”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 21 abril, 2022

La familia del Padre Gilberto Matuz es de la comuna de Loncoche, perteneciente a la Región de La Araucanía. Su vida siempre estuvo vinculada a la Iglesia, gracias al compromiso cristiano de su madre Violeta, quien ahora tiene 84 años, y al testimonio de generosidad de su padre Gastón, quien falleció hace 22 años. “Yo digo ahora que no podría haber sido otra cosa, porque aprendí de ellos la fe y a vivirla y compartirla”. 

Recuerda que siempre tuvo la inquietud de ser sacerdote, “motivado también por el testimonio de vida sacerdotal de quienes conocí cuando era pequeño”. Creció en un sector rural, “donde había celebraciones de la Eucaristía una vez al mes. Y esa entrega, ese testimonio fue despertando en mí el deseo de también serlo”.

Si bien durante su adolescencia permaneció ligado a la Iglesia, con el paso de los años tomó distancia de la vida celebrativa, hasta que falleció un sacerdote que fue significativo para él. Fue entonces cuando retomó la participación activa en la comunidad. En ese tiempo estaba pololeando y pensando en formar un hogar cristiano, sin embargo, Dios tenía otros planes y tras un momento de su vida particularmente difícil, hizo un discernimiento acompañado del Padre José Neira e ingresó al Seminario Mayor San Fidel, perteneciente a la Diócesis de Villarrica. 

Continúa leyendo esta nota en la página 45 de Revista Nuestra Iglesia. Puedes ingresar en este enlace o ver la versión en PDF aquí

Más Iglesia Arquidiocesana