Parroquia San Juan Bautista de Hualqui celebra su fiesta patronal

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 junio, 2022

La comunidad de la Parroquia San Juan Bautista de Hualqui celebró su fiesta patronal con un triduo, que inició el día de la natividad del precursor del Señor, el viernes 24, y culminó la mañana del domingo 26 de junio con una Eucaristía, que fue presidida por el Padre Bismarck Valle junto al Diácono Luis Garrido.

El Padre Bismarck afirmó que San Juan Bautista «es la figura más profunda en cuanto a ser un buen testimonio de vida y a una profunda relación con Dios». Además destacó su «humildad en medio de su ímpetu de ser profeta» y también su «obediencia a lo que la historia le estaba presentando a sus ojos: el Mesías».

«En San Juan Bautista encontramos a ese hombre que le ha dicho sí al Señor y que le dice sí hasta el final, hasta entregar su vida siendo decapitado», enfatizó.

Durante la misa fueron entregadas las credenciales a los Ministros Extraordinarios de la Comunión y los niños de la Catequesis Familiar de Iniciación a la Vida Eucarística firmaron su compromiso.

Jaime Sepúlveda dijo que «ser Ministro Extraordinario de la Comunión es para mí un honor» y agregó que el hecho de que «nuestro párroco crea que uno puede cumplir esta noble misión, que es también una responsabilidad asumirla, por una parte fortalece el compromiso que uno tiene con la Iglesia, pero también fortalece el compromiso que tenemos con la comunidad a la que servimos».

«Por lo tanto, estoy muy contento de haber renovado el compromiso que ya suscribí hace mucho tiempo y que nuestro párroco me ha permitido poder continuar», señaló.

En tanto, Scarleth Pavez, quien es Catequista, indicó que el que «los niños, niñas y adolescentes puedan asumir libremente el compromiso para iniciar su vida Eucarística nos permite darnos cuenta de que ellos nos transmiten su fe y deben ser también para las otras generaciones referentes de cómo debernos acercarnos a Cristo, confiando en Él con alegría y animados por el Espíritu de la verdad».

Finalmente, el Padre Bismarck agradeció a todos los miembros de la comunidad y los invitó a que «siempre hagamos notar que nuestra parroquia es la casa de todos y que la festividad patronal es la festividad de nosotros mismos, es nuestra fiesta, es nuestra manera de decirle gracias a Dios por regalarnos a hombres tan ejemplares como San Juan Bautista, cuyo nacimiento celebramos en nuestra comunidad parroquial».

Más Iglesia Arquidiocesana