«Una experiencia extraordinaria»: Encuentro de los Obispos Auxiliares de Concepción con el Papa Francisco

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 23 septiembre, 2022

Entre el 11 y el 19 de septiembre, los Obispos Auxiliares de Concepción, Monseñor Bernardo Álvarez y Monseñor Oscar García, participaron en un curso de formación para nuevos obispos, organizado por el Dicasterio para los Obispos en Roma. 

Este curso, donde participaron 179 obispos provenientes de todo el mundo, finalizó con un encuentro con el Papa Francisco en la Sala Clementina del Vaticano. En la instancia, el Santo Padre dialogó con los obispos recientemente ordenados, quienes tuvieron la oportunidad de plantear los desafíos de sus Iglesias particulares e intercambiar sus experiencias pastorales. 

Te puede interesar: Diálogo abierto del Papa con los nuevos obispos: Sean pastores cercanos a los pobres

Además, cada uno de los obispos provenientes de diversos lugares del mundo, tuvo la oportunidad de saludar al Santo Padre y compartir un breve momento con él. 

Monseñor Bernardo afirmó que el Papa Francisco “nos animó con mucha libertad a expresar el sentir de nuestras Iglesias diocesanas, también de nuestras propias reflexiones como pastores recientemente ordenados para la Iglesia, al servicio del Pueblo de Dios”.

“Ha sido una instancia muy enriquecedora para nuestra vivencia de la fe y también para esta vocación que el Señor nos invita a vivir hoy como obispos, en este tiempo desafiante del anuncio del Evangelio (…) en este cambio de época después de la pandemia, y asumiendo también los diversos desafíos que hoy día significa ser Iglesia”, destacó. 

Asimismo, Monseñor Oscar García valoró el encuentro con el Santo Padre y señaló que fue un momento donde “los obispos podíamos hacer preguntas y él respondía con toda libertad, y fue realmente un momento muy, pero muy especial”.

En ese contexto, relató que le llevó una artesanía hecha de carbón de Curanilahue, donde aparece un minero con la picota y la pala, que al Papa Francisco “le gustó mucho”. 

“La experiencia fue sumamente extraordinaria y hermosa”, enfatizó. 

Respecto del curso de formación, Monseñor Oscar detalló que se trató de “un pequeño curso a la luz de lo que el Santo Padre nos está pidiendo, que es la temática de la sinodalidad, y a la luz también de este caminar juntos y apoyarnos, animarnos y animar a la comunidad en general”. También abordaron temas relacionados con el Derecho Canónico, administrativos y el cómo poder acompañar a quienes forman parte de sus diócesis “siendo cercanos al presbiterio y a la comunidad”, en otras palabras: “ser pastores con olor a oveja”. 

“Fue sumamente interesante, una experiencia linda, fuerte, poder compartir con obispos de otros lugares, de otros países tanto latinoamericanos como de otras partes del mundo. Sin lugar a dudas ha sido muy enriquecedor”, agregó. 

De la misma manera, Monseñor Bernardo sostuvo que “ha sido una gran instancia, estamos felices y esperamos ciertamente de esta formación que hemos recibido, poder servir cada día mejor al Pueblo de Dios que peregrina -en este caso- en nuestra Iglesia particular de Concepción”.

Más Iglesia Arquidiocesana