Virgen de Fátima, renueva nuestra esperanza

4 al 18 de Noviembre en la Arquidiócesis de Concepción.

Chile

Hermanos y hermanas en el Señor

En estos días, aciagos para el país y la región, donde junto con las justas demandas de millones de chilenos para lograr alcanzar una vida más digna, especialmente para las personas más vulnerables, se ha instalado un nivel de violencia destructiva que debemos rechazar. Han dejado a muchas personas sin trabajo, a miles de alumnos sin ir a sus centros educativos, a miles de pequeños comerciantes y emprendedores sin sus fuentes de trabajo, frutos del esfuerzo de toda una vida. Además se ha instalado una sensación de miedo por doquier, especialmente, en los niños y adultos mayores.

Es en estos días, en que la Divina Providencia nos regala a la Santísima Virgen María, bajo la advocación de la Virgen de Fátima. ¡Bendito sea Dios!

Es una ocasión maravillosa para volver la mirada hacia Cristo. A través de ella, de sus ojos misericordiosos, podremos escuchar nuevamente lo que les dijo a los discípulos en las Bodas de Cana: “Hagan lo que él les diga”. Sí, necesitamos que Jesús nos ilumine en este tiempo, que nos ayude, como María,  a hacer la voluntad de Dios y no la nuestra; que nos ayude a ser el Buen Samaritano que recogió al caído y lo ayudó sin esperar nada a cambio; que nos ayude a abrir nuestro corazón para reconocer que hemos pecado contra el cielo y contra Dios y volvamos de corazón hacia el Padre, como lo hizo el Hijo pródigo. Miremos a la Virgen María para que nos haga personas de oración, dóciles a lo que el Espíritu  Santo nos ha ido diciendo en nuestros corazones, para que nos regale sus dones.

Pidamos sin desfallecer que la Virgen de Fátima nos regale manos limpias y un corazón puro, para que trabajemos, incansablemente, por la paz y la justicia; seamos capaces de vencer la indiferencia y a estar siempre atentos y dispuestos para velar por el bien común.

Gracias Virgen de Fátima por tu presencia en medio de nosotros. Te recibimos con cariño y devoción en medio de este valle de lágrimas. Ayúdanos a salir de este destierro que nos parte el alma y muéstranos a Jesús.

Les pido a los católicos de la Arquidiócesis de Concepción (www.iglesiadeconcepcion.cl) que estén muy atentos al programa de visitas de la Virgen de Fátima y hagamos un esfuerzo por acompañarla con cantos de esperanza, con mucha fe y con un renovado “Hágase en mi según tu Palabra”.

 

 

 

Publicado el: 4 noviembre, 2019